Historia de la natación

No se sabe a ciencia cierta como ni cuando el hombre empezó a nadar, lo que si sabemos con certeza es que el ser humano ha tenido desde siempre una estrecha relación con el agua y que de alguna manera la habilidad de nadar fue adquirida hace miles de años.

Existen grabados desde hace 7.000 años que demuestran como el hombre ya era capaz de nadar y referencias escritas con 2.000 años de anitgüedad que demuestran este hecho y sabemos que civilizaciones antiguas como la Egipcia, Babilónicas, Fenicias, Romanos o Griegos nadaban con gran comodidad con fines principalmente militares, ya que permitía obtener cierta ventaja durante los asaltos, no será hasta mucho más adelante en el tiempo cuando el ser humano comience ha nadar con fines lúdicos o competitivos.

La natación de competición de la era moderna nace en la mitad del siglo pasado en Inglaterra, cuando los socorristas o los vigilantes de las zonas de baño hacían demostraciones de natación y competiciones con apuestas o retos. Las formas de nadar han evolucionado desde nados laterales o la braza de pecho  hacia los nados ventrales con movimientos alternos de brazos denominados Trudgen, over y crawl, aparece el estilo de espalda y se reglamenta el de braza ya que al ser un estilo mas lento corría peligro de quedar en desuso.

Las primeras piscinas que se construyen eran de diferentes medidas hasta que la Federación Internacional de Natación Amateur reglamenta las dimensiones, que actualmente son de 50 o 25 metros.Natacion olimpiadas atenas 1896

En 1875 el capitan Webb atraviesa a nado el canal de la Mancha, hecho que dispara las prácticas natatorias, extendiendose por toda Europa la moda de nadar e intentar largas travesías y las competiciones en reuniones más o menos festivas. En 1896 coincidiendo con los primeros Juegos Olímpicos en Grecia, se celebraban pruebas de natación aunque aún con escasa participación. A partir de ese momento el deporte de la natación fue ganando en popularidad llegando a ser lo que es hoy en día.

1 comentario

Deja un comentario